Al final, queda lo básico: Gracias, papá