¿Cómo lograr equipos autoorganizados?
En este Castor Sin Filtro, abordamos el potencial y la estructura de los equipos autororganizados en el mundo laboral actual.
Castor
Castor
Conectamos tu estrategia con tecnología

En el ámbito laboral contemporáneo, cada vez es más frecuente escuchar sobre la importancia de tener equipos autororganizados. Estos equipos, caracterizados por su habilidad de gestionar sus propias tareas y responsabilidades sin la necesidad de supervisión constante, están transformando la forma en que las organizaciones trabajan y entregan valor. Pero, ¿qué realmente implica la autoorganización y cómo se logra?

En Castor Sin Filro conversamos sobre esto:

Ideas clave del encuentro

  1. Definición de equipos autororganizados

    A diferencia de la anarquía, un equipo autororganizado no actúa sin dirección. Estos equipos tienen objetivos claros y se estructuran para resolver problemas específicos. No trabajan sin un propósito, sino hacia una misión clara.

  2. Niveles de autoorganización

    Según en Capello, los equipos pueden categorizarse en tres niveles distintos:
    • Autogestionados: Priorizan y definen sus propias actividades, siempre dentro de una estructura y objetivo claros.
    • Auto diseñados: Establecen quiénes participarán en el equipo y mantienen su estructura hasta el logro final del producto o servicio.
    • Autogobernados: Sin liderazgo externo, toman decisiones dentro de un marco de trabajo preestablecido, priorizando tareas según el valor que proporcionen.

  3. Autoconciencia y madurez

    Para que un equipo sea verdaderamente autororganizado, necesita alcanzar un alto grado de autoconciencia. Esto implica reconocer las fortalezas y debilidades del equipo, abordar conflictos de manera constructiva y estar dispuesto a aprender y adaptarse constantemente. Un equipo maduro no teme a los desafíos; más bien, los abraza como oportunidades de crecimiento.

  4. Distanciamiento de la anarquía

    Es crucial comprender que la autoorganización no significa anarquía. La resistencia a la idea de equipos autororganizados a menudo proviene de una falta de comprensión sobre lo que realmente significa. Se trata de tener un objetivo claro, un propósito definido y trabajar juntos para lograrlo, no simplemente actuar sin restricciones.

Principios para cultivar equipos autororganizados

  1. Establecer objetivos claros: Antes de que un equipo pueda autororganizarse, debe tener una dirección y propósito claros.
  2. Fomentar la comunicación abierta: Los equipos necesitan espacios donde puedan expresar opiniones, compartir ideas y resolver conflictos.
  3. Promover la formación continua: La capacitación y el aprendizaje constante son esenciales para mantener la adaptabilidad y la resiliencia del equipo.
  4. Reconocer y celebrar logros: Celebrar los éxitos fomenta la moral del equipo y refuerza el valor de la autoorganización.

Invitación

Si estás interesado en aprender más sobre este tema y en escuchar una conversación enriquecedora, te invitamos a ver el encuentro completo. Sumérgete en esta conversación y descubre cómo lograr equipos autororganizados en tu propia organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿ TIENES UNA IDEA ?

Contáctanos, nos encantará saber de ti.

BLOG

© Copyright 2023 | Castor Evolución Digital | Todos los derechos reservados

Contáctanos