El Navegante ágil: Jack Owner y Kanban; el navío con propósito